Últimas reseñas

jueves, 10 de julio de 2014

Festividad y Leyenda Japonesa: Tanabata

¡Hola viajeros!
Hoy toca una nueva historia, ¿os apetece? Sé que hace mucho tiempo que os debo una historia, además votasteis y como podéis ver, la ganadora sin duda fue: Una Historia de Amor. (Si es que... sé que mis viajeros son unos enamorados... aish...).
En la anterior historia mezclamos un poco el amor con los fantasmas (podéis leerla aquí), pero en esta ocasión vamos a ver una historia de amor, que no sé si algunos conoceréis...

Hoy comparto esta historia de amor porque el lunes se celebró en Japón la festividad del Tanabata (Festividad de las estrellas) y esta leyenda es la que motiva esta fiesta. Es una leyenda clásica conocida en toda Asia, pero yo os cuento hoy la versión japonesa.

¡ADELANTE CON LA LEYENDA!
Según la leyenda, Orihime (que significa Princesa Tejedora) era la hija de Tentei (el Rey Celestial). Orihime tejía telas maravillosas a orillas de la Vía Láctea (conocida en la leyenda como Río Amanogawa). A Tentei le encantaban las telas que hacía su hija, y ella le complacía siempre con esa labor, tejiendo todos los días, pero por desgracia, Orihime no tenía descanso alguno para poder conocer a alguien, no tenía tiempo para enamorarse, y eso la entristecía.

Tentei, al ver la tristeza de su hija, para animarla, decidió planear un encuentro entre ella y un pastor, Hikoboshi, que trabajaba al otro lado del río Amanogawa. Cuando se produjo el encuentro, fue amor a primera vista. No mucho tiempo después, los enamorados se casaron, y vivían felices, pero el amor les cegó y se olvidaron de sus labores: Orihime dejo de tejer e Hikoboshi descuidó su ganado, que se desperdigó por todo el cielo.

Tentei furioso por tal irresponsabilidad, separó a los enamorados y los puso a cada uno a un lado del río como castigo por su comportamiento. Pero, a pesar de todo, un padre es un padre, y al ver las lágrimas de su hija por no poder ver a su amado, decidió hacer algo por ella: le prometió que volvería a ver a su amado, pero solamente una vez al año, y esa vez sería el séptimo día del séptimo mes, siempre y cuando hubieran cumplido con sus tareas.

Muy contenta, Orihime aceptó inmediatamente y trabajó con esmero durante todo un año para poder ver a su amado. Pero, al llegar el séptimo día del séptimo mes, se dio cuenta de que no podía acercarse a su amado, pues no había puente que atravesara el río Amanogawa. Así que ambos amantes estaban tristes en las orillas del río, sin posibilidad de acercarse y eso hizo que la princesa comenzara a llorar desconsolada.

La princesa lloró tanto, que una bandada de urracas vino atraída por su llanto, y cuando observaron la situación en la que se encontraban, le prometieron a la princesa que ellas harían de puente cada año, siempre y cuando no lloviera.

Y así, los amantes consiguieron verse cada año, pero cuando llovía, debían esperar al año siguiente, trabajando duramente para poder consumar su amor y ser felices juntos por un día.
¿Qué os parece? ¿La conocíais?

Y esta leyenda japonesa, viene de una leyenda china y esta su versión:
Niulang (Hikoboshi) se encuentra un día con siete hadas bañándose en un lago. Alentado por su compañero, un buey, roba sus ropas y espera a ver qué sucede. Las hadas eligen a la hermana menor y la más bella, Zhinü (Orihime) para recuperar las ropas. Ella lo hace, pero como Niulang la ha visto desnuda, se ve obligada a aceptar su propuesta de matrimonio.
Ella es una gran esposa y Niulang un buen esposo, y son muy felices juntos. Pero la Diosa del Cielo descubre que un simple mortal se ha casado con una hada, lo cual provoca su ira. Con su alfiler, la Diosa abre el cielo y forma un ancho río (Vía Láctea) para separar a los enamorados para siempre: Zhinü siempre a un lado del río, tejiendo tristemente su telar, mientras Niulang la ve desde lejos, y cuida de sus dos hijos. Pero una vez al año, todas las urracas del mundo se compadecen de ellos y vuelan hasta el cielo para formar un puente sobre para que los amantes puedan reunirse por una sola noche, en la séptima noche de la séptima luna.

A mí me gusta mucho la leyenda, y más cuando te enteras de que la leyenda y la tradición se originaron debido a que en verano siempre hay una lluvia de estrellas por la fecha que se menciona en la leyenda, y en el cielo puede verse como las estrellas Altair (Hikoboshi) y Vega (Orihime) se encuentran y se elevan en el cielo nocturno, justo el séptimo día del séptimo mes.

¿Qué os parece? ¿Curioso? ¿Seguimos?

Bueno pues, allá donde hay leyenda, suele haber tradición.
*La tradición japonesa es la festividad Tanabata. Se suele celebrar el 7 de julio, pero hay partes de Japón que lo celebran según el antiguo calendario lunisolar (sería el 2 de agosto). Esta festividad consiste en que los japoneses, se visten de forma tradicional (con bonitos kimonos), pasean, hay espectáculos de fuegos artificiales y se cuelgan tiras de papel con diferentes formas en palos de bambú durante esa noche. En esos papeles, escriben sus deseos para pedirles a Orihime y Hikoboshi que les sean concedidos (dicen que de la felicidad de ese día, ellos te cumplen esos deseos) y posteriormente, tras el festival, estos papeles se colocan en un río o son quemados. Como curiosidad, los colores que más abundan son el rojo, verde, amarillo, blanco y negro porque representan los 5 elementos: fuego, madera, tierra, metal y agua (son los grandes elementos de las creencias budistas); y estas son las formas del papel según lo que pidan:

*En China, se celebra con la festividad del Qi Xi (La Noche de los Sietes), aquí se celebra el séptimo día del séptimo mes lunar según el calendario chino (también el 2 de agosto). Es curioso pero aquí consideran este día como su festividad de San Valentín. Durante la festividad se coloca en el patio una corona de flores y las jóvenes solteras o recién casadas hacen una ofrenda a los enamorados. Las ofrendas suelen ser fruta, flores, té y polvos faciales (de esos cosméticos). Al finalizar la ofrenda, la mitad de los polvos faciales se esparcen en el techo, mientras que el resto se divide entre las jóvenes (se cree que con esto las jóvenes se unen con la belleza de la tejedora).
Otra tradición es que las jóvenes tiren una aguja de coser en un tazón lleno de agua en la noche de Qi Xi como una prueba de su habilidad como costureras. Si la aguja flota sobre el agua en lugar de hundirse, se cree que es un indicio de que la joven es una costurera habilidosa. Además, durante este día las jóvenes demuestran sus artes domésticas, en especial la del tallado de melón y elevan plegarias para encontrar un buen esposo.

Y, venga ya está... Esto es todo por hoy... porque si habéis leído hasta aquí sois unos valientes.
Espero que os haya gustado la entrada que a pesar de ser larga, me dejo en el tintero la canción que hay para el Tanabata, las canciones que me gustan sobre la festividad y las referencias que se hacen de la leyenda en películas o animes... pero es que si lo ponía se haría el triple de largo... Así que si queréis otro día... ya sabéis: decidlo.
Y ya sabéis que podéis comenzar a votar por el tema de la siguiente historia.

¿Os ha gustado la historia?
¿Y las fiestas? ¿Os gustaría ir?
Besotes viajeros.
Image and video hosting by TinyPicFuente: Wikipedia: Tanabata/ Qi Xi
Imágenes de Google.

9 comentarios:

  1. No sé mucho sobre la cultura oriental y lo que sé lo he ido aprendiendo poco a poco. ¡Gracias por tan preciosa entrada! Ya conocía esta festividad, todo gracias a los animes y a San Google (hicieron un doodle especial para celebrar esta fecha, lo convirtieron en juego y tú puedes ayudar a este par de enamorados a juntarse sobre el puente: https://www.google.com/doodles/qixi-festival-chilseok ). Me encantaría poder vivir esta celebración en vivo, sería de lo más hermoso, seguramente.
    ¡Gracias por compartirla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD. Yo sí quiero saber toda esa información extra que te guardaste, ¿eh? :)

      Eliminar
  2. Soy una valiente! Me ha encantado la historia, ains! Y las festividades son muy curiosas y bonitas la verdad, creo que el Tanabata sí lo he visto en alguna serie o sino me suena bastante, por supuesto que me gustaría ir a vivirlo :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Que historia más bonita, me encantan las historias y las culturas asiaticas ^^
    <3

    ResponderEliminar
  4. No sabía nada. Pero me ha encantado. Me encanta la cultura japonesa. Esconde tan buenas historias...
    Mil besos^^

    ResponderEliminar
  5. Hola yo la verdad es que no tengo mucho idea sobre la cultura asiática.
    Pero esta es preciosa.
    Un besito

    ResponderEliminar
  6. Me encanta saber leyendas y cosas nuevas.
    Y esta desde luego ha sido preciosa *__*

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado la historia, ¿me la repites por la noche mientras miramos las estrellas?

    A partir de ahora cada vez que vea en la noche estrellada la vía láctea estaré pensando en estos enamorados.

    Deberías hacer más seguido esta sección, que siempre son cosas muy curiosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo sé lo sé... tengo que cogerla más a menudo... no me puedo creer que la dejara hace tanto tiempo parada... prometo darte más historias!!
      besotes

      Eliminar

Viajeros!!!
Comentar las etapas del viaje ayudan a disfrutarlo. Estaré encantada de leer vuestros comentarios y, sobre todo, será genial responderlos!!!
Eso sí por favor, que sean educados.
¡Gracias! ¡Espero vuestros comentarios!