Últimas reseñas

jueves, 27 de junio de 2013

Cuento y leyenda tradicional japonesa: Urashima Tarō

¡Hola viajeros!
Estatua de Urashima Tarō
en Mitoyo, Kagawa

Hoy os traigo otro cuento y leyenda tradicional de Japón. En esta ocasión, se trata de una leyenda que algunos pescadores de ciertos pueblos del Japón todavía cuentan a sus hijos para que no sean distraídos y tengan cuidado. 

Es una leyenda muy conocida en Japón, usada como referencia para muchos mangas y animes, y adaptada a múltiples versiones, porque ya sabéis como son las leyendas: varían según quien la cuenta... 

Hoy os presento a:

El pescador Urashima Tarō.

Hace mucho tiempo, al borde del mar, vivía con su madre, Urashima Tarō, un joven pescador que todos los días pescaba para poder vivir. Un día, tras su jornada de pesca en la cual solo consiguió pescar tres peces, el joven pescador vio a un grupo de niños que se divertía golpeando y maltratando a una tortuga. 
Tarō, que tenía buen corazón, se acercó a los niños y tras hablar con ellos y hacerles entender que hacían algo malo maltratando a un pobre animal, les dio sus peces para que la dejaran y él la llevó de regreso al mar.

Días más tarde, mientras Tarō pescaba, una gran tortuga se acercó a su barca y le dijo:
-"Hace algunos días salvaste a una tortuga; queremos agradecértelo, y como muestra de agradecimientos, te invitamos al Palacio del Reino del Mar. Sube a mi espalda y yo te llevaré."

 El joven, se montó sobre la tortuga y juntos se adentraron en el mar. Mientras la tortuga nadaba, Tarō (que mágicamente podía respirar sin problemas) se maravillaba con todo lo que veía en el fondo del mar: los peces, las viviendas marinas... hasta llegar al magnífico Palacio del Rey Ryūjin.
Allí le recibió la Princesa Otohime, la mujer más bella que el joven había conocido:
-"Te agradezco que me ayudaras. Yo era la tortuga que salvaste de esos niños malcriados. Yo quería ver el mundo de ahí arriba y por eso adopté la forma de tortuga. me salvaste la vida." 

Y así, visitó el Palacio del Reino del Mar, donde le homenajearon con un gran festín y le acogieron como uno más de la familia, haciéndole sentir tan bien que se olvidó por completo de su vida fuera del mar. Dicen que Otohime, le recibió como a un esposo y juntos vivieron días de felicidad.

Hasta que un día, el joven Tarō se acordó de su madre y le pidió permiso a la Princesa para poder marcharse a verla y estar con ella. Otohime, a pesar de la tristeza que esto le producía, le dejó partir, le deseó suerte y le entregó una caja diciéndole:
-"Si quieres volver a verme, nunca abras esta caja."

Entonces, montando en la misma tortuga que le llevó hasta allí, regresó a la orilla del mar.
 
Pero cuando entró en la aldea no supo si había llegado al mismo lugar, pues la encontraba completamente cambiada; no reconocía las casas y tampoco a la gente que por allí andaba. Parecía otro lugar. Y sin embargo, era su pueblo, aunque en él no hubiera ni rastro de su casa o de su madre.

Decidió preguntar a algunos aldeanos dónde se encontraba la casa del pescador Urashima, pero no supieron responderle: no conocían a tal pescador. Hasta que al preguntar a un anciano empezó a recordar y le dijo:
 - "Urashima Tarō... Si mal recuerdo, era un joven que salió a pescar y que nunca regresó. Pero, jovencito, esa es una historia que tiene ya 300 años." 

El joven Tarō comprendió que había perdido la noción del tiempo, que lo que le habían parecido sólo unos cuantos días habían sido más de 300 años. Fue en busca de la tumba de su madre y también encontró la suya propia. Regresó a la playa, con la esperanza de saber qué hacer, pues la tristeza era demasiado grande al encontrarse completamente solo. En un momento tan difícil, no se le ocurrió otra cosa que abrir la caja de la Princesa. De la caja salió una gran humareda y seguidamente sus cabellos se volvieron blancos, su piel se arrugó y Tarō envejeció.
 
De repente desde el mar se podía escuchar la triste y dulce voz de la princesa que le decía:
- "Te dije nunca abrieras esa caja, porque en ella se guardaba tu verdadera edad..."

Los finales de esta leyenda tras este momento varían, y yo os doy a elegir entre 2 para elijáis el que más os pueda gustar:

Final 1: Tras envejecer tantos años de golpe, Tarō, comenzó a debilitarse... Y a la mañana siguiente cuando los niños se fueron a bañar a la playa, vieron tendido en la arena a un hombre decrépito, sin vida. Tarō había muerto de viejo.

Final 2: Cuando Tarō abre la caja y envejece, de  repente se convierte en una grulla (animal que representa la longevidad por excelencia) y echa a volar, y mientras vuela sobre el mar, allí se encuentra con su querida tortuga (otro animal que representa la longevidad), ahora pueden vivir eternamente juntos.

Creo que la mayoría elegiréis el segundo final como yo....
 ¿Qué os ha parecido? ¿Os gusta tanto como a mí? 

10 comentarios:

  1. Sin dua... ¡el segundo final! el primero deja demasiado triste...

    No lo conocía en absoluto y me ha gustado muchísimo ^^

    ¡Muchas gracias por compartir! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegra que te guste!! el segundo final queda mejor sabor de boca sin duda!!! besotes

      Eliminar
  2. Muy buena historia aunque ya la conocia gracias a la serie Doraemon y en dragón Ball cuando Bulma y Goku salvan a la tortuga del maestro este quiere agradecerselo y Bulma reecuerda la leyenda de la tortuga y el pescador.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sii!! me acuerdo del momento de dragon ball... pero no recuerdo haberlo visto en Doraemon... aunque reconozco que tampoco veo mucho al gato cósmico!! besotes

      Eliminar
  3. Hola, no me había pasado por tu blog, que groseria! pero ya estoy por aquí y también te sigo. Si gustas también podemos añadirnos en los blogs amigos para hacer mas promoción a nuestros respectivos blogs. Aparte también hago promoción a los blogs que me parecen interesantes, si gustas dime y te mando las preguntas para crear tu entrada en mi blog. Por cierto (que olvidadizo), soy el administrador del blog Sentimaster.
    Bonita entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! me alegra que hayas pasado por mi blog!! por el tuyo pase hace un tiempo y me gusta mucho!! te voy a añadir en los blogs amigos para que te conozcan!! un besote!!!

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Estamos sorteando 2 lotes de Canciones para Paula de Blue Jeans, si te interesa participar, puedes hacerlo aquí: http://thelovelybooks.com/2013/06/27/sorteo-de-2-lotes-de-canciones-para-paula-de-blue-jeans/
    Mucha suerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya los tengo pero te lo voy a promocionar!!!besotes

      Eliminar
  5. Es bastante más bonito el segundo final, aunque por coherencia y conociendo a los japoneses seguro que el original y verdadero es el primero. Hay que fastidiarse que estupida mania tiene la gente de las leyendas con abrir cajas cuando les dicen que no lo hagan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja es que ya sabes que la tentación hace mucho ajajajaja

      Eliminar

Viajeros!!!
Comentar las etapas del viaje ayudan a disfrutarlo. Estaré encantada de leer vuestros comentarios y, sobre todo, será genial responderlos!!!
Eso sí por favor, que sean educados.
¡Gracias! ¡Espero vuestros comentarios!